Progresistas por la conmemoración del Día Nacional e Internacional del Detenido Desaparecido:  “Conocemos en primera persona ese dolor que parece nunca acabar”


Líderes Progresistas hacen referencia a que a 48 años del golpe militar, en Chile aún no se conoce el paradero de miles de compatriotas víctimas de la dictadura de Pinochet, lo que impide que exista justicia y reparación. En el mismo contexto, critican las declaraciones de Sebastián Sichel, quien calificó el respeto por los derechos humanos como una “excusa”.

La iniciativa, impulsada por la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos Desaparecidos y apoyada por la Organización de las Naciones Unidas, fue instaurada en 2011 como reconocimiento a las víctimas de desaparición forzada y sus familias. En Chile, la fecha se conmemora desde 2006 para aportar a la memoria histórica, verdad, justicia y reparación de todas y todos aquellas/os de quienes no se conoce su paradero tras las acciones genocidas perpetradas por la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Al mismo tiempo, se busca conciencia de que la práctica de la desaparición forzada,  aún persiste en muchos lugares del mundo, aún cuando está catalogada como crimen de lesa humanidad por la Organización de Estados Americanos y la ONU.

Marco Enríquez – Ominami, líder del Partido Progresista y actual candidato a la presidencia, señala que, “En este día en que se conmemoran hechos tan dolorosos, enviamos un saludo fraternal a todas y todos los familiares de detenidos desaparecidos, quienes dieron su vida en la lucha por un Chile más justo, quienes merecen conocer la verdad sobre el destino de sus seres queridos, de otra forma no existirá justicia ni reparación. El hecho nos toca de cerca, por lo que conocemos en primera persona ese dolor que parece nunca acabar “.

En ese contexto, a 48 años del golpe de Estado en nuestro pañis, aún persiste en sectores políticos  la idea de que los Derechos Humanos no son una prioridad. Tal es el caso del candidato  presidencial Sebastián Sichel, quien hace sólo unos días señaló a un medio de prensa que «No por la excusa de respetar los derechos humanos vas a renunciar a una de las obligaciones principales del Estado que es mantener el orden y controlar la violencia».

Al respecto, el presidente del PRO, Camilo Lagos fue enfático al declarar que, “En el Día del Detenido Desaparecido/a resultan más graves que nunca las declaraciones de Sebastián Sichel, que ven los derechos humanos como una «excusa». En estos temas no puede haber matices y lo que hace el candidato de la derecha es relativizar un punto que nunca debería estar en discusión”, dijo Lagos.

A 48 años del golpe militar que costó la vida de miles de chilenos y chilenas y la desaparición de otros tantos y tantas, resulta imperdonable que aún se permita el encubrimiento, en muchos casos establecido judicialmente,  por parte de las instituciones armadas y de orden.

Las y los Progresistas exigimos el fin a los pactos de silencio de represores y encubridores, archivos secretos y todo aquello que impide poner fin a la impunidad que se ha sostenido durante años amparada por la complicidad de autoridades civiles y militares.